Monsenor

Al finalizar el mes de Octubre, Monseñor Daniel Turley Murphy, Obispo de nuestra Diócesis de Chulucanas, celebró la santa misa en el templo de la parroquia Sagrada Familia. Estamos contentos dijo Monseñor Daniel, finalizaos este mes de octubre, y pedimos a Dios por todas las familias de Ayabaca, Huancabamba y Morropón, asi mismo saludo a las personas que participan de la transmisión de la Santa Misa que realiza Radio Emmanuel “La Voz de la Esperanza”, luego destacó el trabajo realizado por la Hermandad del Señor de los milagros, saludó y felicitó a lo miembros y pidió un fuerte aplauso para el Cristo Moreno.

En otro momento de su Homilía, recordó que nuestra iglesia es Santa, Apostólica y Misionera, Jesús ha fundado la Iglesia, que es una sola y la fundó con los apóstoles, una decisión importante en la vida de la Iglesia, razón por la cual, Jesús se retira toda una noche a orar, y al día siguiente escoge a doce de ellos, hombres humildes, sencillos y pecadores, entre ellos, a San Judas Tadeo y Simón, apóstoles que recordamos hoy, poco se sabe de ellos pero si sabemos que estos hombres murieron por Cristo, y que son Mártires del evangelio.

Judas Tadeo y Simón amaron a Cristo profundamente, a tal punto de dar su vida por él. Ahora les hago unas preguntas dijo Monseñor, ¿Cuánto amamos a Dios?, ¿Estaríamos dispuestos a dar la vida por Cristo?, … y la respuesta no es fácil, por que no es tan fácil dar la vida, nos falta FE remarcó nuestro hermano mayor en Cristo.

Quiera Dios que nosotros podamos responder, pidamos  tener suficiente FE, amor, confianza y valentía para dar la vida por Cristo. Pidamos a Dios que el amor de Jesucristo este en nosotros, que nuestra FE sea profunda, sólida, una fe firme y que nuestra Fe se manifieste en el amor, en las obras de caridad, y que el señor sea realmente nuestro camino, la verdad y la vida, que Jesucristo sea la persona mas importante de nuestra vida, que nuestra Fe no sea superficial, sino que sea profunda.

Hoy estamos perdiendo la práctica de los valores, como la honestidad, la justicia, el amor, y pidamos a Dios para que todos podamos decir que el valor más grande de la vida es Jesucristo, y que nunca lo vamos a perder. Jesús es nuestro redentor, es lo mas lindo, es el valor de todos los valores, finalizó diciendo en su homilía, Monseñor Daniel Turley.