http://chulucanasnoticias.com/wp-content/uploads/2015/08/m4.jpg

DAVIDHoy retomamos los acostumbrados puntos de vista  de los días martes a cargo del Dr. David Arce Martino. Médico Psiquiatra natural de Chulucanas que actualmente labora en el Hospital Guillermo Almenara de Lima. Los relatos que el Dr. Arce comparte son fruto de las consultas  que realiza en su consultorio. Entonces, sin mas, le volvemos a dar la bienvenida a Chulucanas Noticias al Dr. David, ademas usted lo puede escuchar todos los martes 7:10 AM en Radio Emmanuel 92.5 FM de la Diócesis de Chulucanas.

QUIERO SER SICARIO

(Trastorno Disocial de la Conducta)

m4La madre se deja caer pesadamente sobre la silla, como si llevara encima un enorme peso. Al costado el hijo de 15 años se sienta sin mostrar interés alguno.

“Doctor por favor ayúdeme, ya no sé qué hacer, aquí mi hijo Abel está en graves problemas, y aun así me dice que quiere ser sicario”.

“Mamá, ya te dije que era broma lo que te estaba diciendo”, replica el hijo.

“Sucede doctor que mi hijo está consumiendo marihuana desde hace tres años cuando nos abandonó su padre. Se fue del país diciendo que iba a conseguir un futuro mejor para nosotros, hace poco nos enteramos que tiene una nueva familia, pero nunca se volvió a comunicar con nosotros ni nos envió nada”.

“Mamá ya te he dicho que voy a dejar de consumir, que si me sacas análisis igual va a salir positivo, porque hace tres días consumí por última vez, ya te he prometido que voy a dejar la marihuana, pero debes darme tiempo y creer en mi”.

“Doctor, he pedido la cita hace varios meses, ahora la situación está peor. Ya lo han expulsado de varios colegios y está con matrícula condicional. En realidad desde pequeño ha sido muy problemático, un día le regalaron varios pollitos y a todos les arrancó la cabeza. También mató varios gatos y no podíamos tener ninguna mascota porque a todos les hacía algo malo. Una vez a una perrita que le faltaba la pata delantera le puso un collar de cohetones, y la pobre salió disparada con tremendo ruido que cruzó la calle y la atropelló un carro. Nunca hemos tenido suerte para las mascotas. También le gustaba el dinero desde muy niño y nadie podía dejar dinero a

su alcance porque desaparecía. Su padre muchas veces lo golpeó hasta sacarle sangre de la piel, pero ni así aprendía”:

“Siempre ha sido vanidoso, quería que le comprara la mejor ropa, las mejores zapatillas, lo más caro que estaba de moda y cuando ya no pude comprarle, se puso a robar ropa de las Tiendas por departamento, también robaba en las Tiendas de Supermercados. Hace tres meses con su mochila sacó nueve botellas de whisky etiqueta azul, cuatro un día y tres al día siguiente, y clarito se ve en las cámaras de seguridad que las coloca en su mochila como si nada, sin temor a nada, dice que lo hizo solo, pero seguramente tenía un cómplice, salía de la tienda por la única puerta que no tenía alarma, y justo cuando el vigilante se da la vuelta para ver a otros clientes. La Fiscalía ya lo citó, vamos a devolver todo el monto, ellos dicen que fueron nueve botellas, pero él dice que solamente siete, pero igual voy a tener que pagar las nueve. Falta que solamente le fijen la pena comunitaria que tiene que pagar. Y eso no es nada doctor, la Notificación le llegó la semana pasada, y hace tres días no más lo vuelve a agarrar la policía porque estaba saliendo con zapatillas nuevas y dejando las viejas en la Tienda”.

“Ya pues mamá, no sé por qué te preocupas si ya te dije que voy a cambiar”.

“Doctor, él está así porque está esperando que pague el dinero que me comprometí, y porque le he dicho que si sigue haciendo esas cosas con todo el dolor de mis corazón voy a tener que internarlo en un Reformatorio y tendrá que estar allí hasta que sea mayor de edad”.

“Me asusta más porque estuve revisando la Lap top que tenemos y que por casualidad había dejado su Facebook abierto y estaba contactando a unos delincuentes que

pedían sicarios menores de edad para ganar ochocientos a mil soles. Y figúrese doctor, mi niño ya les había dado mi número de teléfono y ellos ya estaban llamando. Él usa mi celular porque el de él lo vendió. Primero me dijo que lo había perdido, pero luego me confesó que lo había vendido”.

Pido a la madre que nos deje solos con Abel y él me dice:

“La verdad doctor, que no quiero que usted le de malas ideas a mi madre, yo he escuchado que usted le preguntó que quién pagaba el Internet para que ella deje de pagar y nos corten la línea. También le está diciendo que me pidan exámenes inesperados de orina para ver si he fumado marihuana, le está diciendo que no pague la multa que me están poniendo. Igual voy a ser sicario y usted debe de cuidarse porque nunca nadie está libre de que le suceda algún accidente. Yo quiero ser como Tony Montana que sale en la televisión, él hace fiestas, fuma marihuana, consume cocaína, contrata las mejores orquestas del momento, viaja al caribe, tiene las mujeres más bonitas de la farándula y no me importa si me matan, total en cualquier momento uno va a morir, pero que esta vida tiene que gozarse al máximo”.

Cuando regresa la madre, le propongo la posibilidad de poder hospitalizar a Abel para realizar un diagnóstico preciso y de ser necesario, podría ir a una clínica contratada para un mayor tiempo de hospitalización.

Él me mira con cólera, pero acepta de mala gana la hospitalización.

Y me quedo con la sensación de que a veces es muy difícil tratar a algunos pacientes.